6 Señales de que No es Pereza sino Depresión

Veamos 6 señales de que no es pereza sino depresión. A veces sentimos que no podemos hacer nada, que no tenemos deseos de hacer nada. En ocasiones esto ocurre porque nos hemos excedido en nuestro trabajo, en nuestros esfuerzos, en nuestros deberes. Pero hay otros casos en donde esas no son las razones, cuando el problema es más profundo. A veces la depresión se esconde dentro de una aparente pereza.

En el siguiente video de Sapiencia Práctica, tenemos seis señales que pueden ayudarnos a descubrir si lo que nos aqueja es simple pereza o una depresión:

6 Señáles de que No es Pereza sino Depresión

Vamos a repasar algunas de las ideas que nos mencionaron en el video:

1.- No consigues salir de ese estado

Si intentas motivarte, levantarte de la cama, y reiteradamente sientes que vuelves a caer en los mismos patrones, y en esa sensación de que no quieres hacer nada. Deberías comenzar a sospechar que quizá no sea solo pereza. Recuerdo unos años atrás tuve una terrible crisis depresiva. Pero en muchas ocasiones antes, sentí ese tipo de pereza, y algo sospechaba yo, que aquello no era normal.

2.- No logras animarte

Incluso cuando te reúnes con tus amigos, con tu familia, cuando te dedicas a las cosas que te entretienes, o a tu trabajo, continúas sintiéndote igual. Entonces ya hay te encuentras ante algo extraño. Hay algo que ha cambiado ¿Qué es? ¿Qué te ha puesto en esa situación?

3.- Has perdido el interés por todo

No siempre tenemos los mismos interéses, un día nos gusta un tipo de música y luego cambiamos. En otras ocasiones nos atrae un proyecto, y luego nos damos cuenta que ya no es así. Pero cuando TODOS tus intereses habituales ya no te interesan. Es claro que algo va mal. ¿Por qué te estás sintiendo así?

4.- Ya no puedes funcionar como antes

Una de las características más insidiosas de la depresión es que comienza a mermar nuestras capacidades mucho antes de que la hayamos descubierto. En ocasiones pueden pasar meses, o incluso años en que nuestro rendimiento a todo nivel disminuye. Ya no podemos estudiar como antes, ya no trabajamos como antes, incluso nos cuesta relacionarnos con nuestros seres queridos y familiares. Y a veces descubrimos muy tarde que venimos arrastrando una depresión por mucho tiempo.

5.- Tu pereza no está provocada por nada

Si intentas identificar la fuente de tu flojera o pereza, y no consigues descubrir ninguna razón, es posible que la depresión sea la verdadera culpable.

6.- Tu pereza no es por elección

Con frecuencia la pereza es algo temporal, ocasional. Pero si no consigues salir de ese estado aunque hagas lo que hagas, entonces tienes muy buenas razones para sospechar de una depresión.

¿Pero qué hacer? Pues la mejor opción claramente es consultar con un profesional. Un buen psicólogo puede ayudarte mucho. Lamentablemente esa no siempre es una opción, en mi caso conseguí salir de la depresión por mi propio esfuerzo, quizá a ti también te ayude mi experiencia, o quizá no.

Ayudanos a continuar creciendo, comparte este artículo con tus amigos

Lobo7922

Creador de La Cueva del Lobo. Desde muy joven me sentí fascinado por la Ciencia Ficción y la Fantasía en todas sus vertientes, bien sea en literatura, videojuegos, cómics, cine, etc. Por eso es que he dedicado este blog a la creación y promoción de esos dos géneros en todas sus formas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.