La Adaptación de La Fundación ¿Vale la Pena?

Sin duda las ideas pueden ser peligrosas. Las palabras pueden desatar enemistades, por ejemplo, una simple pregunta hecha por el autor de la Antesala al portal oscuro —El guapetón que les escribe— estuvo a punto de terminar en una guerra de proporciones galácticas. Muchos sistemas estelares habrían sido arrastrados a la guerra, entre la Cueva del Lobo y la Antesala. El centro de la galaxia habría ardido, muchos niños habrían quedado huérfanos, mientras el Soberano de la Cueva y el Autarca del Portal ajustaban sus diferencias, y el Ordo Vulpinox no se habría dado abasto para mantener el orden en la periferia.

Y supongo que se estarán preguntando, como lo harían los historiadores de este hipotético futuro: ¿Qué pregunta desató semejante ira? Sencillo: ¿viste la serie de la Fundación? Sí, la serie de Apple TV.

¿Cómo una serie puede causar malentendidos? Pues, sencillo. Es una serie difícil de recomendar, porque trata sobre la Saga principal de aun autor que es complicado a la hora de adaptar a la TV o el cine. Sino, mirad lo que pasó con el Yo Robot de Will Smith.

Trailer de la Adaptación de la Fundación por Apple TV+

En este artículo comentaré la serie. Y, no me cortaré en algunos puntos, así que a partir de cierto momento habrá spoilers. Trataré de advertir cuando esto ocurra, para que a partir de ese punto no sigan leyendo. Ahora bien, ¿De qué hablamos cuando nos referimos a la Fundación?

Fundación, es una serie de televisión web Irlandesa de Ciencia Ficción creada por David S. Goyer y Josh Friedman para, el canal de streaming, Apple TV+. (Sí, Apple también se subió al tren del Streaming) La trama principal se encuentra “inspirada” la serie de libros del mismo nombre escrita por Isaac Asimov.

Lo que pasa en la serie nos cuenta la historia de un grupo de exiliados que guiados por el plan Seldon buscarán en un largo viaje salvar la humanidad, reconstruir la civilización y ser el origen de un futuro Imperio en medio de la caída del actual Imperio Galáctico que se extiende por toda la galaxia conocida. La serie fue estrenada el 21 de septiembre de 2021 y fue renovada para una segunda temporada.

Esta producción cuenta con 10 episodios con una extensión entre una hora y media hasta los cuarenta minutos. Los cinco primeros episodios nos ponen, al tanto de los eventos que nos llevan a la creación de la Fundación. Los otros cinco abordan la primera crisis de la Fundación, evento que se narra en el primer libro: Fundación. Todo ello, contado desde la perspectiva del personaje Gaal Dornick, que en la saga funge como historiador de Hari Seldon.

Hari Seldon retrato

¿Vale la Pena?

Vale la pena destacar que, como era de esperarse, la serie rellena algunos espacios en blanco. Pues, si mi anciana y autárquica memoria no me falla, en la primera novela empezamos en la Fundación. Acoto, que Asimov, una vez terminada la saga —y que Vladimir me corrija—, escribió las precuelas, hay una —que no terminé de leer—, donde nos narran el origen de la enemistad de Hari y el Emperador.

La serie tiene varias líneas argumentales de las que hablaré, pero en esencia las otras tratan sobre el Emperador tratando de evitar el fin del Imperio, y de la historia de su asistente robot Demerzel (ese personaje me enamoró, me pareció poesía viviente, era hermoso) con un ritmo interesante la serie nos fue intercalando las diferentes líneas que nos mantuvieron atrapados.

Bien, en líneas generales ¿Qué opino de la serie? Como producción para entretenimiento la serie cumple con lo que promete. Entretiene y se nota que es una obra llena de cariño. La fotografía es genial, las actuaciones son buenas, la intro de cada capítulo es sublime, no veía una serie tan bonita desde la Rueda del Tiempo (en mi blog esta reseñada por partes). El vestuario también estuvo muy bueno, además de los efecto que eran soberbios. Aquí había trabajo de calidad, vamos no era una serie demente de Syfy, eso es serio.

Si consideramos la obra en términos generales, estamos ante una buena serie. Si fuera una serie de Space Opera genérica, sería tremenda historia. A mí juicio se sostiene sola. A mí me dio una serie de ideas para unos relatos scifi y hasta para unas partidas de rol. Me imagino con un PBTA Scifi se podría hacer mucho. Ahora, bien ¿la recomendaría? Allí tengo unos cuantos problemas. A una persona cualquiera, que ve series de forma casual o ve series de Ciencia Ficción y Fantasía de forma casual, si se las recomendaría, pero también le diría que luego leyera las novelas. A uno, medianamente entendido, se la recomendaría dependiendo de qué tan fanático de Asimov sea. Y allí está el detalle, y la interrogante clave es ¿Qué tan buena es la serie como adaptación de la obra de Asimov?

La Adaptación de la Fundación Planeta de Gaal Dornick

¿Funciona como Adaptación de la Fundación de Asimov?

Responder esa interrogante es complicado. Justificarla requiere exponer algunas cosas y hablar con claridad. A partir de este punto lanzaré spoilers y algo de mala baba. Si usted no ha visto la serie, puede detenerse aquí, va la ve y regresa a leer el resto. Les diré que a mí me gustó mucho. Yo le doy un 7 de 10 pensando en ella como serie de Ciencia Ficción sola y genérica. Vale la pena, se pasa un buen rato.

Bien ¿Ya se fueron? ¿Sí? Bien, vamos a hablar ¿Qué? ¿Todavía queda alguno? Bien, quedan advertidos. Si les echó a perder la experiencia, es problema suyo.

Lo primero que deseo acotar es que yo no soy un fanboy de Asimov, me gusta. Sí. Pero no me aloca, tanto que tengo la saga pendiente. La idea de la psicohistoria, como politólogo, me gusta mucho. El maquiavelismo detrás de ella, me fascina. Pero, no es lo mío. Asimov y yo no hicimos click. Gracias a ello, yo pude ver la serie y disfrutarla, al contrario de Vladimir. Por eso, a la hora de recomendarla, si creo que alguien que sea fanático de la obra, si lo va a pasar mal. ¿Por qué? Pues porque hay unos cambios monstruosos. Y no, no me refiero a los cambios de género y etnia, algo me dice que al señor Asimov eso le habría importado poco. (Mantengo la ilusión y la esperanza)

En cambio, creo que Asimov si habría echado espuma por la boca y girado la cabeza, cual niña del exorcista, al descubrir que mucho de los personas de la obra sufrieron unos cambios significativos en sus roles. Unos cambios tan grandes que contradicen el espíritu de su obra.

Las novelas de Asimov están cargadas de aventura y todo lo que caracteriza a la space opera. Asimov creció leyendo novelitas pulp, pero a diferencia de sus pares, el autor destacaba porque sus personajes son tipos inteligentes que superan los obstáculos con sus cualidades intelectuales. Vamos, al estilo del Doctor Who. Los héroes asimovianos forman parte de la mentalidad de este escritor, sino buscad las razones por las cuales a él no le gustaba la Espada y Brujería. Bueno, esa filosofía se la pasan por la nariz con varios personajes, pero en especial con Salvor Hardin.

Verán en la primera novela Hardin era un estudioso de psicohistoria, que no era muy bueno y que estaba aspirando a ser alcalde de la Fundación. Era un hombre que a través de la astucia logra resolver la primera crisis de la Fundación y que tenía un lema: la violencia es el último recurso del incompetente. En cambio, en la serie Salvor es una mujer negra, un combatiente que no duda en matar a diestro y siniestro. No destaca por su inteligencia, sino que parece alguien más dada a la intuición. Es una versión descafeinada de mi adorada Dutch, que es tremenda mary sue protagonista de Kill Joys.

Luego tenemos a Gaal Dornick, otro personaje que sufre de cambio de género y etnia. Este personaje en la novela es el biógrafo de Hari. Aquí es una muy bonita niña negra, venida de un planeta de personas de ascendencia africana, que se está hundiendo en el mar. La muchacha — muy atractiva—, es un genio de las matemáticas. Un rara avis. Una adelantada en una sociedad teocrática y primitiva. Gaal es el personaje que sirve de catalizador y pone drama, a la historia. Además, es una psíquica, sin saberlo. Y, al menos en la serie, es la madre biológica de Salvor. Por cierto, ambas están unida por un inconsciente colectivo genético… algo digno de Dune. Aquí chirrió todo. Sé que en la Fundación sale un psíquico llamado el Mulo, pero con este par se pasaron.

Ya con esta ruptura de roles, además del exceso de violencia y la forma extraña como manejaron la primera crisis, podemos decir que la serie se pasó, por el forro de la nariz y de manera campante, toda la trama de Fundación. Hay mucha violencia, mucha acción y poco de la intelectualidad de Asimov, lo que hace que para mí esto falle como adaptación de la obra del autor.

Fundación Poster

Por otro lado, hace unas cuantas cosas interesantes. La serie, por ejemplo, hace un worlbuilding del mundo, al mostrarnos como se va gestando la crisis. Se inventa la historia de que el Emperador galáctico es un clon de un clon, que me recuerda al mito de Ra, según el cual Horus, Aton y Ra son el mismo dios, solo que cambian de nombre de acuerdo del momento del día.

Aparte de ello, nos cuenta la historia de un personaje: la androide —que tal vez en la saga no sea un robot—, y como esta es más humana que los emperadores.

Otra cosa que ame, es que la serie tiene mucha melanina. Hay muchas personas de todas las etnias —al fin un futuro que no es del todo blanco, vamos que hay negros, latinos e hindúes en el futuro, me alegra mucho—, en diferentes puestos de poder y profesiones. También me gustó que haya personajes femeninos fuertes, como Céfira Halima, Salvor, la mamá de Salvor y hasta la villana Phara. Vamos, aquí las mujeres tienen más BOLAS que los hombres y me encantó

Las actuaciones de Lee Pace —el Ned de Pushing Daisys y el papá de Legolas— y Jared Harris (el Moriarty de Guy Ritchie) fueron sublimes. Me gustó que este le diera cierto aire maquiavélico a Hari Seldon.

He oído críticas de que esta serie se pasó de inclusiva y por eso echo a perder todo. Primero he de decir, y lo discutia con Vladimir en esa gran guerra que narré arriba, que Asimov es difícil de adaptar.

Seamos sinceros, sus historias no encajan con la mentalidad comercial de los productores de TV. Para estos una serie debe tener acción, violencia, tetas y todo eso. ¿Qué? No me creen. Vean Yo Robot de Will Smith. Y si no, échenle un ojo… no sé a la segunda Temporada de Kimetsu No Yaiba, ¿Qué necesidad había de sexualizar a Nezuko? Ninguna, solo eran razones económicas y fanservice. Si no hay violencia, tetas y todo contado de forma sencilla, nos vamos a aburrir. Sí, le va a gustar a los Fanboys, pero ellos quieren que la serie sea vista por otros aparte de los fanáticos usuales de la Ciencia Ficción.

Eso nos dice, que este es un problema que excede a la serie, que tiene que ver con la mentalidad comercial y con la esencia de la obra a adaptar. Así que a la hora de evaluar esta obra hay que tener en cuenta eso. Vamos, cualquier obra de Asimov va a sufrir cambios monstruosos para poder adaptarse al común denominador del mercado actual.

Así que, tomando en cuenta eso ¿Sigue siendo una mala adaptación? Yo diría que sí. Y no por la estética, sino porque va en contra de la esencia de la obra. Más que basada, esta serie está ligeramente basada en la Fundación. Lo que si te puedo decir es que para los casuales la obra va a funcionar. Vamos, a mí me funcionó. Y, si hubiese sido cualquier otra cosa, y no la Fundación habría sido tremenda serie de Ciencia Ficción.

¿Merece la pena ver? Sí. Y espero que se hagan más temporadas y otras sagas de Ciencia Ficción se adapten, tal vez, en el futuro se harán cada vez mejor. ¡Vamos, que en algún momento tienen que pegarle al triple premio de la lotería!

Ayudanos a continuar creciendo, comparte este artículo con tus amigos

Guillermo Moreno

Escritor de Ciencia Ficción y Fantasía, autor de Los Pistoleros del Infortunio, colaborador en Proyecto Pulp y Administrador del Blog "En la Antesala al Portal oscuro". Entre otros muchos proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.