Terapia con Pistola

Sacó la pistola y le disparó a los pies

-¡Se feliz hijo de puta!

-¡Pero qué carajo!

-¿No dijiste que querías algo de motivación en tu vida? ¡Se feliz carajo! -volvió a dispararle más cerca en esta ocasión obligándolo a saltar- ¡Baila desgraciado!

Y así lo persiguió durante todo el día a punta de pistola. En verdad era un sujeto muy deprimido y falto de motivación, pero un sujeto apuntándote con una pistola continuamente puede ser en efecto muy motivador.

Ese día hizo ejercicio, comió sanamente, organizó su cuarto, y hasta terminó un montón de trabajo que tenía atrasado.

-No puedo más, tengo que descansar, en verdad no puedo más.

-Esta bien, ya es tarde, vamonos a dormir.

-¿Vamonos? ¿Vas a venir conmigo?

-Claro que sí idiota, ¿crees que no sé que también sufres de insomnio? Voy a asegurarme que duermas de verdad.

Así se fue a dormir con el otro sujeto aún apuntándolo.

-Te vas a acostar tranquilo y en silencio, y no te quiero escuchar demasiado inquieto en la cama.

No podía creer lo que estaba pasando, pero en verdad tenía mucho sueño. Había sido un día realmente movido, estaba cansado y…

-¿Sabes algo? -Dijo cuando se estaba quedando dormido- Creo que está funcionando, tenía tiempo que no me sentía tan bien. Deberías usar esta terapia para ayudar a otras personas.

-Lo hago contigo porque eres mi amigo, pero dudo que lo haga con alguien más. pero podría vender los cursos…

Ayudanos a continuar creciendo, comparte este artículo con tus amigos

Lobo7922

Creador de La Cueva del Lobo. Desde muy joven me sentí fascinado por la Ciencia Ficción y la Fantasía en todas sus vertientes, bien sea en literatura, videojuegos, cómics, cine, etc. Por eso es que he dedicado este blog a la creación y promoción de esos dos géneros en todas sus formas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.